Blog de INESA | TECH

Amplia tus conocimientos sobre temas de interés en la Ingeniería Civil

blog-post-cover

El supply Chain Management (SCM) y el Bussines Process Reengineering (BPR) como estrategia para la construcción

¿Qué se entiende por Supply Chain Management?

Primeramente, entendamos el correcto significado de lo que es la gerencia o administración de una cadena de suministro. El término suministro (Supply), viene por la fluidez y el movimiento de recursos que son utilizados para satisfacer una demanda; entre ellos, materiales, personal, información, habilidades, equipos y máquinas, etc. Todo esto, puede referirse a competencias entre departamentos los cuales requieren que se combinen para que tengan un rendimiento y desempeño donde se minimicen los defectos. Sin olvidar, que como parte de los recursos hay que tener presente los enfoques de calidad y servicio con los proveedores, en el cual juegan un papel importante en el proceso, existiendo gran dependencia en los tiempos de ejecución.

Adicionalmente el término de cadena (Chain) representa los diferentes enlaces o canales donde se apoyan todas las partes involucradas a lo largo del proceso, y un último término, pero el más importante es la perfecta planificación, evaluación, ejecución y seguimiento de todas las actividades que se han de desarrollar para el cumplimiento de los objetivos principales del proyecto, lo que se denomina como Management.

En palabras más profundas, se requiere la perspectiva y visualización más allá de lo que requiere un proyecto común y la habilidad de interoperar entre varios organismos competentes.

La importancia y necesidad de una Supply Chain Management (SCM) en la construcción

Hoy en día, hemos sido testigos de que los edificios son cada vez más complejos y requieren más aportaciones de diseño por parte de proveedores especializados. Asimismo, las grandes ciudades han sido influenciadas por un crecimiento sostenible y una mejora en las buenas prácticas de manufactura, evidenciando que la tecnología y el uso de software, juega un papel importante para el desarrollo de grandes proyectos, demostrando un importante crecimiento de la industria de la construcción, como puede verse en la cantidad de proveedores / contratistas especializados, la proliferación de productos y la fragmentación de las actividades de diseño y control.

Las relaciones en un proyecto suelen ser a corto plazo y tienen puntos de inicio y finalización definidos, por lo general son informales y se centran en el proyecto, no en el negocio. La falta de continuidad resultante que debe llevar durante todo el proyecto impide la innovación y mejora de procesos, por lo que termina siendo más lento el tiempo de construcción, lo que vendría afectando la productividad y rentabilidad del negocio.

En proyectos grandes o complejos, la responsabilidad y el desempeño generalmente descienden enormemente a lo largo de la Supply Chain hacia una abundancia de proveedores desconocidos en la parte superior de la cadena, lo que resulta una no finalización en los tiempos para el cual se había preestablecido. Esto es, el primer y segundo nivel de la misma pueden firmar acuerdos bastante exorbitantes, pero a medida que la cadena se va desarrollando, las responsabilidades contractuales se van viendo afectadas ocasionando que al final los proveedores se vean en aprietos.

Actualmente, se ha diseñado una estrategia para proyectos de construcción, donde se recomienda tres rutas de adquisiciones diferentes que tienen como objetivo mejorar el proceso de la cadena de suministro; iniciativa de financiación privada (PFI), contratación principal y diseño y construcción. Con cada uno de ellos, el cliente entra en relación con un único equipo de suministro integrado, que puede incluir al contratista principal, diseñadores, subcontratistas, proveedores, gerentes de instalaciones, entre otros entes importantes para el desarrollo óptimo y eficaz del proyecto.

elementos-cadena-suministro

Elementos en la cadena de suministro en la construcción

Expandiendo el rol de la Tecnología

En los últimos años, nos hemos dado cuenta cómo la tecnología juega un rol importante en los negocios y más aún en la industria de la construcción. Hablando del Bussines Process Reengineering (BPR), el cual es una iniciativa esencial de colaboración, que sirve para darle valor a lo que es considerado el producto o servicio que se quiere ofrecer al cliente. Esta estrategia viene conformada por el uso de la información y datos a compartir, redes de comunicación, tecnologías portadoras e inalámbricas, sistemas de rastreo y seguimiento.

El Bussines Process Reengineering (BPR) y la Construcción

En la industria de la construcción, el BPR (en forma de reingeniería del proceso de gestión de la construcción) ha sido ampliamente adoptado como un método de gestión del cambio, en una industria que ha sido bastante notoria por la negación al cambio de los procedimientos efectuados en años anteriores.

Como ocurre con la fabricación, la tecnología no se utiliza para acelerar los procesos existentes. En cambio, se utiliza para recopilar datos e identificar nuevos métodos de trabajo que eliminarían el desperdicio y se centrarían en la satisfacción del cliente.

Aunque gran parte de la industria de la construcción ha tardado en adoptar nuevas tecnologías en el pasado, muchas empresas están prestando más atención a las herramientas de software, la digitalización, los datos, los detectores, la supervisión, etc. Los productos de software son cada vez más avanzados y se agregan funciones constantemente. Por ejemplo, mediante el uso de plataformas de software basadas en la nube, los topógrafos pueden administrar el diseño de manera eficiente, estableciendo un presupuesto de trabajo para los elementos estructurales y de acabado, teniendo en cuenta las especificaciones arquitectónicas, los horarios y los servicios. Un enfoque tan inteligente y simplificado para la estimación de costos de construcción mejora significativamente la transparencia, la responsabilidad y la eficiencia. Si la gerencia puede evaluar mejor los parámetros de un proceso existente (como la estimación de costos), la probabilidad de éxito aumentará considerablemente.

Aplicando esta filosofía a la construcción, podemos mencionar la Construction Management Process Reengineering (CMPR), que es una estrategia para mejorar la eficiencia de la gerencia de la construcción, donde es aplicada a través de 4 fases importantes y ellas son: El proceso de la representación, de la transformación, evaluación y actividad de rediseño. Usando esta estrategia, se pueden identificar operaciones ineficientes y crear una operación nueva que incremente la habilidad de competir como una gran compañía de construcción haciendo uso de información valiosa que puede ser recopilada gracias a este método de gestión.

Proceso de Representación

En procesos de reingeniería en la construcción, una de las tareas más difíciles es identificar y establecer un proceso estandarizado y normalizado en la compañía. El sistema actual adopta el método de funciones por departamento, el cual divide actividades relacionadas, donde algunas compañías son contratadas en base a sus experiencias y hábitos. Bajo estas circunstancias, es comúnmente difícil más no imposible describir y ejecutar el proceso operacional completo que mejor se ajusta a las necesidades del cliente. Por lo que, el propósito de esta fase es desarrollar una definición sistemática para que el proceso correcto asista de manera clara y pueda establecerse en la administración de la compañía.

Proceso de Transformación

Básicamente se fundamenta en la aplicación de un análisis operacional que proporciona la información necesaria para categorizar, modelar y evaluar la estructura del proceso, donde se exponen las funciones que comprometen al modelo y las relaciones que existen en los diferentes elementos y procedimientos de este.

Proceso de Evaluación

En esta fase, nos enfocamos en estudiar y evaluar los resultados y los problemas de ineficiencia con el fin de lograr convertirlo en un proceso con la mejor eficiencia posible. Haciendo la evaluación del proceso, se mide el rendimiento en base a dos métricas, costo y tiempo. Esto es, mientras más tiempo tome, más costoso se transforma. Basado en ello, el estudio se enfoca en encontrar las áreas del proceso donde exista ineficiencia en estos dos aspectos para aplicar entonces la reingeniería.

Proceso de rediseño

Una vez identificadas las áreas donde se encuentran los elementos de la cadena de suministro que no agregan valor al producto final (en este caso la finalización del proyecto en tiempo y costo estimado y acordado con el cliente), se plantea el rediseño de un nuevo proceso teniendo en cuenta las acciones o actividades a corregir, donde optimicemos las funciones y eliminemos las mermas que obstaculizan el desarrollo de un gran proyecto productivo y rentable.

Es así como se debe poner en práctica y de manera continua el método de la Construction Management Process Reengineering (CMPR), el cual cada compañía lo ajusta a sus necesidades y de acuerdo con cada proyecto que va a desarrollar para lograr mantener la lealtad y la alianza de sus respectivos proveedores y clientes.

Si quieres extender más esta información, te invitamos a que participes en la Especialización BIM en Gestión y Ejecución de Proyectos de Construcción